Covid-19: Combinación letal para una sociedad desamparada

GINEBRA, 26 oct. (GC).  La sociedad internacional asiste absorta a la irrupción de una calamidad sanitaria, al avance de la concentración monopólica empresarial, y a renovados ataques contra el multilateralismo.

Ante esa ofensiva, expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) resaltaron la indefensión de los consumidores y reclamaron la adopción de marcos legislativos que los protejan. 

Eso significa la adopción o la revisión de políticas nacionales al igual que la mejora de los mecanismos de aplicación, precisó Mukhisa Kituyi, secretario general de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), quien demostró preocupación especial por el poder dominante que ostentan las plataformas digitales en el mercado.

El tema fue debatido en la 8ª. Conferencia de la ONU encargada de examinar todos los aspectos del Conjunto de Principios y Normas Equitativos convenidos multilateralmente pare el Control de las Prácticas Comerciales Restrictivas, que la Unctad organizó entre el 18 y el 23 de octubre, en su sede de Ginebra.

“Como la conferencia demostró se necesitan cambios significativos, en marcos legislativos nacionales como en internacionales, y en sus aplicaciones, que tan bien ha identificado el secretario general Kituyi”, comentó a IPS Richard Hill,  presidente de APIG (Association for Proper Internet Governance), una entidad de alcance internacional con oficinas centrales en esta ciudad suiza.

Hill opinó que se requieren en especial “nuevos marcos internacionales para gravar a la economía digital, para combatir las conductas anticompetitivas de las transnacionales y para proteger a los consumidores del uso predatorio de sus datos”.

Respecto a la protección de los consumidores, “la mayoría de las propuestas en discusión actualmente en negociaciones de libre comercio y en la Organización Mundial del Comercio (OMC) marchan exactamente en la dirección equivocada y no deberían ser aceptadas”, apuntó Hill, quien es también miembro de la alianza internacional de organizaciones no gubernamentales conocida como “Nuestro Mundo No Está en Venta”.

Hill alude a los numerosos intentos en curso de concertar acuerdos bilaterales de libre comercio, que superan la decena, y los pocos plurilaterales, entre los que sobresalen el en apariencia frustrado Unión Europea-Mercosur y el trabajoso de la Asociación Económica Regional Integral (RCEP, en inglés), que integran los 10 estados de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, en inglés) y cinco poderosos de Asia y Pacífico, como China, India, Japón, Nueva Zelanda y Corea del Sur.

Cuando menciona a la OMC, Hill se refiere a iniciativas de países en desarrollo promovidas en dos campos del comercio y vinculadas con los esfuerzos de países en desarrollo y de países menos adelantados por fortalecer sus débiles sistemas sanitarios para afrontar la pandemia. Estas dos propuestas se relacionan con el acuerdo de la OMC sobre Aspectos de la Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Adpic), que legisla sobre derechos de autor, marcas, patentes y diseños industriales.

Los países menos adelantados gozan de una exención para aplicar esas normas de Adpic que vence el 1 de julio de 2021 y ahora piden que tal beneficio se extienda por 12 años más a partir de esa fecha de vencimiento. Las naciones desarrolladas, con Estados Unidos, la Unión Europea, Suiza y Noruega como voceros, se declararon dispuestas a examinar el año próximo la propuesta de los países más pobres.

En cambio, en la misma sesión del Consejo de Adpic, el 16 de octubre de 2020, el bloque de países desarrollados, sumados a Brasil y algunos países en desarrollo, entre ellos varios latinoamericanos, rechazó de plano una iniciativa de India, Sudáfrica, Kenia y Esuatini, y apoyada por el resto de naciones en desarrollo, que proponía aprobar una exención de las disposiciones de Adpic para favorecer el combate contra el virus.

Los proponentes de las dos iniciativas rechazadas anunciaron que insistirán en sus demandas antes de que el Consejo de Adpic cierre en diciembre sus sesiones anuales. Fuentes comerciales descartaron la posibilidad de que los países ricos modifiquen sus argumentos pues mostraron una oposición frontal al pedido de India, Sudáfrica, Kenia y Esuatini. 

Las flexibilidades del texto de los Adpic ya ofrecen margen político suficiente para actuar en situaciones excepcionales como la actual pandemia, sostuvieron las naciones desarrolladas que, en su mayoría, hospedan a las grandes transnacionales farmacéuticas.

El otro campo de regulaciones de la OMC citado por Hill es el de comercio electrónico, en particular su característica de que está exento del pago de todo arancel en su operación de tráfico transfronterizo.  En particular Hill refiere a una iniciativa de India y Sudáfrica, otra vez a la cabeza del mundo en desarrollo, que proponen reconsiderar esa moratoria establecida por la Segunda Conferencia Ministerial de la OMC en 1998 y renovada en cada sucesiva ministerial. 

Uno de los argumentos de indios y sudafricanos señala que la moratoria beneficia a los países industriales, origen de esa modalidad comercial, y perjudica a las naciones en desarrollo siempre pendientes de los aranceles aduaneros para sostener sus escuálidos presupuestos de gastos sanitarios y sociales en general. 

Una estimación de la Unctad de 2017 fijó en 10.000 millones de dólares el monto de las pérdidas potenciales causadas por la exención en perjuicio de las naciones pobres. La suerte de la moratoria se definirá en la próxima ministerial a celebrarse, pandemia mediante, en Kazajistán, en junio de 2021.

En ese caldo de cultivo, de exenciones arancelarias y beneficios fiscales, las plataformas digitales han multiplicado en pocas décadas su poderío hasta alcanzar sus actuales posiciones dominantes en el mercado. Kituyi destacó que esos grupos se han visto favorecidos desde la irrupción de la Covid-19. 

Los valores bursátiles y la capitalización en los mercados las mayores compañías tecnológicas figuran con registros en alza desde marzo de 2020, cuando se adoptaron las primeras medidas de confinamiento, dijo el secretario general de la Unctad. 

De esa manera, las grandes plataformas digitales encontraron incentivos para absorber las empresas nacientes del sector y fortalecer en consecuencia su poder de mercado, explicó. Ese aspecto, las fusiones y adquisiciones entre empresas, ha sido uno de los temas de la 8ª. Conferencia.

Uno de los documentos de la Unctad presentados a la conferencia identifica por su valor de mercado a las 10 mayores empresas del mundo, según datos de 2019. Por valor decreciente eran Saudi Aramco (petróleo), Apple, Microsoft y Alphabet (las tres tecnológicas), Amazon (servicio al consumidor), Berkshire Huthaway (tecnología), Alibaba (servicio al consumidor), JPMorgan Chase (finanzas) y Terence Holdings (tecnología). Desde 2015, Alphabet es la matriz de Google.

(GC).-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s