Ministros de 32 países movilizados para rescatar de la crisis a la OMC

Un grupo de ministros de comercio, representantes de 32 estados miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), reconocieron que 2019 será un año crucial para el sistema internacional de intercambios y estimaron que las actuales tensiones y desafíos del comercio deben resolverse mediante la cooperación y el diálogo. El consejero federal y ministro de Comercio de Suiza,  Guy Parmelin, anfitrión de la conferencia informal realizada en el centro turístico invernal suizo de Davos el 25 de enero, reseñó en un comentario personal las conclusiones del encuentro. Muchos de los presentes expresaron su propósito de encontrar soluciones satisfactorias para preservar la credibilidad de la OMC y fortalecer su relevancia.

dgdavosminimin19_lg

El conjunto de los ministros reiteró la importancia de concluir las negociaciones sobre las subvenciones a la pesca antes del fin del 2019, de conformidad con la decisión de la Conferencia Ministerial de la OMC realizada en Buenos Aires en diciembre de 2017. También dieron la bienvenida al proceso iniciado en la OMC para atender las preocupaciones relacionadas con el sistema de solución de diferencias de la institución. Al respecto, subrayaron la urgencia en restaurar el funcionamiento pleno del Órgano de Apelación de ese mecanismo.

El consejero federal suizo refirió que varias declaraciones de los ministros resaltaron la cuestión de los grados, diversos y en evolución, de desarrollo de los países a los efectos de impulsar negociaciones multilaterales. Este punto alude al beneficio de trato especial y diferenciado que favorece en la OMC a las naciones en desarrollo y a las menos avanzadas y que también protege a China. Numerosos participantes reclamaron progresos tangibles en negociaciones de larga data sobre temas pertinentes a una gama de miembros, incluidos países en desarrollo. Aunque no fue especificado, gran parte de la Agenda de Doha para el Desarrollo, una negociación multilateral lanzada en 2001 en la capital de Qatar, permanence inconclusa.

Un reconocimiento amplio mereció la necesidad de reformar la OMC y de mejorar su funcionamiento, que también fue mencionada en la declaración de la cumbre del Grupo de los 20 concluida el 1 de diciembre de 2018 en la capital argentina. Al mismo tiempo, los ministros expresaron variados puntos de vista acerca del contenido y las modalidades de esa reforma. Numerosas intervenciones expusieron la necesidad de preservar y aumentar la transparencia y las funciones deliberativas de la OMC y de adaptar sus normas para afrontar temas y desafíos actuales. Si bien el multilateralismo mantiene sumo valor, algunos piensan que será importante abrir nuevas formas de alcanzar progresos que permitan a los miembros perseguir iniciativas de su interés, explicó el consejero federal suizo.

En ese contexto, numerosos ministros confirmaron su intención de iniciar negociaciones sobre comercio electrónico con la más amplia participación posible. Sin embargo, otros ministros consideraron que es necesaria una mayor comprensión de los temas de e-comercio, antes de dar nuevos pasos. Una declaración emitida ese mismo día en Davos, firmada por representantes de 76 países, según informó la OMC, confirmó la decisión de esos miembros de emprender negociaciones en la institución sobre los aspectos del comercio electrónico relacionados con el comercio internacional.

El director general de la OMC, el brasileño Roberto Azevêdo, que asistió a la conferencia informal, vió en la resolución sobre e-comercio “un signo de compromiso fuerte y ampliamente compartido con el sistema de comercio global”. “Es vital, ahora, cuando afrontamos un número signficativo de desafíos”, dijo.

De la reunión ministerial reducida participaron Horacio Reyser, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de Argentina; Simon Birmingham, ministro de Comercio de Australia; Ernesto Araújo, ministro de Relaciones Exteriores de Brasil; Jim Carr, ministro de Comercio Internacional de Canadá; Leopoldo Samba, embajador de la República Centroafricana y coordinador de Grupo de Países menos Avanzados; Rodrigo Yáñez, viceministro de Comercio de Chile; Zhang Xiangchen, embajador de China; José Manuel Restrepo, ministro de Comercio de Colombia, y Dyalá Jiménez, ministra de Comercio Exterior de Costa Rica.

En la lista de asistentes figuraron también Amr Nassar, ministro de Comercio de Egipto; Cecilia Malmström, comisionada para Comercio de la Unión Europea; Edward Yau Tang-wah, secretario de Comercio de Hong Kong, China; Anup Wadhawan, viceministro de la secretaría de Comercio de India; Syamsul Bahri Siregar, embajador de Indonesia; Kiyoto Tsuji, viceministro parlamentario de Relaciones Exteriores de Japón; Zhanar Aitzhanova, embajadora de Kazajstán; Kim Hyun-chong, ministro de Comercio de Corea del Sur; Darell Leriking, ministro de Comercio Internacional de Malaysia; Francis Kasaila, ministro de Industria, Comercio y Turismo de Malawi y coordinador del Grupo Asia-Caribe-Pacífico (ACP), y Luz María De La Mora, viceministra de Relaciones Exteriores de México.

Otros enviados fueron Omar Zniber, embajador de Marruecos; Grant Robertson, ministro de Finanzas de Nueva Zelanda; Okechukwu Enyinna Enelamah, ministro de Industria, Comercio e Inversiones de Nigeria; Marianne Hagen, secretaria de estado de Relaciones Exteriores de Noruega; Manuel Teehankee, embajador de Filipinas; Maxim Oreshkin, ministro de Desarrollo Económico de Rusia; Saleh Alhusseini, embajador de Arabia Saudí; Rob Davies, ministro de Comercio e Industria de Sudáfrica, representante de Benin y coordinador del Grupo Africano; Chutima Bunyapraphasara, viceministra de Comercio de Tailandia; Ruhsar Pekcan, ministra de Comercio de Turquía, y el presidente de Consejo General de la OMC y embajador de Japón, Junichi Ihara.-

(GC)